Empieza a Sentirte Mejor | Prueba Ahora

Consejos para mejorar la higiene del sueño y tener un descanso de calidad

image-1

¿Sufres de problemas para dormir? ¿Tienes dificultad para descansar durante la noche y te cuesta conciliar el sueño? ¿Tienes una buena rutina de sueño? ¿Conoces lo que es la higiene del sueño?

El sueño es fundamental para nuestra salud, pero hay muchos factores que pueden afectar nuestra capacidad para conciliar el sueño, como el estrés laboral, la autoexigencia y las preocupaciones del día a día. Según el servicio de Neurología del Hospital Sanitas La Moraleja, el insomnio es uno de los trastornos más frecuentes en las unidades de sueño. Pero, ¿por qué es tan importante la higiene del sueño?

Una mala higiene del sueño puede afectar a muchas áreas de nuestra vida, como nuestro estado de ánimo, la memoria, la atención y el rendimiento. Es cierto que hay muchos factores que influyen en la calidad del sueño, y no todos pueden ser controlados, pero sí es posible implementar una serie de rutinas que nos permitan descansar mejor. La higiene del sueño se trata de llevar a cabo una serie de rutinas que nos ayuden a tener un descanso regular y de buena calidad. A continuación, te ofrecemos una lista de hábitos que puedes incorporar a tu día a día:

  1. Establecer un horario regular para levantarte de la cama puede ser muy beneficioso, ya que regulariza las horas de consolidación del sueño y ayuda establecer tu “reloj biológico”. Trata de levantarte y acostarte a la misma hora todos los días, incluso en los fines de semana. Esto te ayudará a tener un patrón de sueño más regular y a conciliar el sueño de manera más efectiva.
  2. Es importante desconectar de todos los aparatos electrónicos 30 minutos o una hora antes de ir a la cama. Los dispositivos electrónicos, como el teléfono móvil o la tableta, emiten luz azul, que puede interferir con la producción de melatonina (hormona reguladora del sueño) y dificultar la conciliación del sueño. Además, el uso excesivo de estos aparatos puede aumentar la estimulación cerebral y hacer que te sientas más alerta y activo, lo que también puede dificultar el sueño.
  3. Es fundamental acostarte cuando sientas sueño. Si intentas conciliar el sueño sin tener sueño, es probable que te cueste mucho más y puedes terminar despertándote varias veces durante la noche. Por eso, es importante escuchar a tu cuerpo y acostarte solo cuando realmente sientas sueño.
  4. Dedicar 20 o 30 minutos a la relajación antes de acostarte puede ser muy beneficioso para conciliar el sueño de manera más efectiva. Puedes probar técnicas de relajación como la respiración profunda, la meditación o el yoga, que te ayudarán a liberar el estrés y a calmar tu mente.
  5. La siesta puede ser muy beneficiosa para recuperar energía y mejorar la memoria y la productividad, pero es importante no excederse en el tiempo. Una siesta de 20 o 30 minutos es suficiente para recargar las baterías, pero si la prolongas demasiado puedes interferir con tu patrón de sueño nocturno.
  6. Un ambiente agradable, tranquilo y oscuro es fundamental para conciliar el sueño de manera efectiva. Trata de eliminar todos los ruidos molestos y utiliza cortinas o persianas para aislar.
  7. La temperatura de la habitación también puede afectar la calidad del sueño. Es importante mantener una temperatura fresca y cómoda en la habitación, ya que el exceso de calor o de frío puede interferir con la conciliación del sueño. Es recomendable mantener una temperatura entre los 18 y los 22 grados.

Además de estos puntos, hay algunas medidas adicionales que puedes tomar para mejorar tu higiene del sueño:

  • Evita el consumo de estimulantes como el alcohol, el tabaco o el café en las horas previas a acostarte. Estos productos pueden interferir con la producción de melatonina y dificultar la conciliación del sueño.
  • Haz ejercicio regularmente, pero evita hacerlo justo antes de acostarte. El ejercicio puede ser muy beneficioso para mejorar la calidad del sueño, pero si lo haces demasiado cerca de la hora de acostarte puede estimularte y dificultar la conciliación del sueño.
  • Evita las comidas copiosas y las bebidas con gas antes de acostarte. Esto puede dificultar la digestión y provocar problemas para conciliar el sueño.
  • Trata de crear un ambiente agradable y relajado en tu habitación. Utiliza ropa cómoda para dormir, asegurarte de tener un colchón y una almohada cómodos y usa productos especializados en el sueño, como humidificadores o difusores de aceites esenciales, para crear un ambiente más relajado

Pero no solo es importante implementar estos hábitos para mejorar nuestro sueño, a veces es necesario buscar ayuda profesional. Si llevas meses o incluso años luchando por conseguir un descanso reparador, es posible que estés sufriendo un trastorno del sueño. En Mentecontenta, una plataforma de psicología online, contamos con profesionales especializados en el tratamiento de trastornos del sueño. Nuestro equipo de psicólogos te ayudará a identificar las causas de tu problema y a encontrar soluciones efectivas para mejorar tu calidad de sueño y tu bienestar general.

¿Quieres mejorar tu higiene del sueño y conseguir un descanso de calidad? ¡No dudes en contactar con nosotros! Reservar una sesión gratuita es muy sencillo. Solo tienes que hacer clic. Te esperamos para ayudarte a sentirte mejor y más descansado.

No pierdas más el tiempo y las noches sin poder conciliar el sueño.

¡Atrévete a cambiar y mejorar tu calidad de vida con Mentecontenta!