Empieza a Sentirte Mejor | Prueba Ahora

Técnicas de estudio

image-1

¿Te cuesta ponerte a estudiar? ¿No sabes que técnicas de estudio hay? ¿no sabes cómo organizar tus apuntes? 

En este blog buscamos que conozcas algunas técnicas de estudio que te ayudarán a concentrarte y a retener información de una forma más sencilla, no hay una única técnica de estudio que funcione para todos por igual, cada persona es diferente y tienes que ir explorando y conociendo que es lo que se adapta a tus necesidades

Pero ¿Qué son las técnicas de estudio? 

Las técnicas de estudio consisten en una serie de métodos aplicados al momento de estudiar, cuya finalidad es facilitar la concentración del estudiante durante el proceso de aprendizaje y a mejorar el rendimiento académico.

 Algunas de sus ventajas son:

  • Retener información con mayor facilidad.
  • Definir prioridades para estudiar de manera más organizada.
  • Estudiar de una forma más eficiente y efectiva, permitiéndote ahorrar tiempo, y mantenerte motivado.

Tipos de técnicas de estudio

Hay muchos tipos de técnicas de estudio, hoy te vamos hablar de algunas de ellas:

  • Subrayado: Se basa en resaltar las ideas más significativas del texto con distintos colores de acuerdo con la importancia del punto que representan, es conveniente crear un código de colores para que a simple vista puedas saber apartados, subapartados, información relevante, ejemplos…
  • Resúmenes: Consiste en extraer las ideas de mayor relevancia del texto sin necesidad de realzarlas, reduciendo así la materia de estudio. Es una muy buena alternativa para realizar repasos del contenido, afianzando el conocimiento general: Primero necesitamos leer y comprender en profundidad el texto que vamos a resumir. A continuación, separamos las ideas principales de las secundarias, y lo más relevante lo escribimos en un papel, rehaciendo los párrafos. Por último, lo leemos de nuevo para ver que no quede ninguna información relevante y esté conectado el texto.
  • Esquemas: Con esta técnica reuniremos las ideas y las organizamos de manera lógica. Es una excelente opción cuando se tiene un buen dominio del tema, suele hacerse después del subrayado y del esquema. Es una buena estrategia de repaso.
  • Explicar el tema: tanto a uno mismo como a otra persona, es una de las mejores formas de aprender. Una vez que hayas alcanzado una conclusión sobre el tema y un entendimiento adecuado, puedes explicárselo a otra persona, o a ti mismo enfrente del espejo, de esta forma, podrás reafirmar tus conocimientos, también tendrás la oportunidad de obtener un punto de vista diferente del tema, o de responder preguntas que de otra forma no hubieran surgido.
  • Fichas o tarjetas de estudios: Es una herramienta muy útil para memorizar conceptos, habitualmente, en un lado de la ficha o tarjeta se coloca una pregunta y en el otro la respuesta a la misma. También son utilizadas para escribir fórmulas, fechas…
  • Grupos de estudios: Estudiar con tus amigos puede ser una de las técnicas de aprendizajemás eficaces. Al hacerlo, intercambiáis ideas, conocéis distintas opiniones, reforzáis conocimientos, planteáis preguntas, apoyo muto para comprender mejor los temas y profundizar…
  • Reglas Mnemotécnicas: Es una técnica que requiere de práctica, pero es muy efectiva, consiste en generar imágenes, palabras o frases que puedan asociarse con el concepto que se estudia.

Estos son solo algunos métodos de estudios, otra cosa importante a tener en cuenta a la hora de ponerse a estudiar es lo hábitos, el tiempo y la organización

Hábitos de estudio.

  • Definir un objetivo de estudios: Lo mejor es que establezcas una meta, un objetivo grande, divido en metas pequeñas, objetivas y alcanzables, de esa forma podrás medir tu avance.
  • Estudia siempre a la misma hora: Con esto podrás crear un hábito con el que tú te irás acostumbrando a estudiar en determinado momento del día.
  • Dormir y descansar es importantes: casi tanto como el tiempo de estudio, si no le damos un descanso al cerebro, estaremos más cansados, y nuestra concentración disminuirá.
  • Desactiva las notificaciones de tu teléfono, o aléjalo: es muy común que te distraigas con las redes sociales. Al momento de estudiar asegúrate de quitar todas las distracciones posibles.
  • Recompensa tu esfuerzo: Es importante que después del estudio, te felicites, tanto verbalmente como con es una recompensa por tus esfuerzos, puede ser algo sencillo como una partida a la play o un baño relajante.

 Como hemos dicho antes el descanso es tan importante como el tiempo de estudio, planea y agenda tus descansos, si no respetas tus pausas y tus horas de sueño, el efecto será el contrario, menos atención, concentración y comprensión de la tarea.

Si no logras concentrarte, no eres capaz de establecer una rutina de estudio o no encuentras el método que mejor se adapte a ti, en MenteContente contamos con especialistas altamente cualificados que pueden ayudarte, si quieres saber más, puedes reservar tu primera sesión gratuita.